Beneficio de las mascarillas en el cuidado facial

 

Las mascarillas faciales se han vuelto indispensables para la rutina de cuidado y limpieza facial de miles de persona, y es que existen tantos tipos y con una gran variedad de ingredientes que es imposible no encontrar una mascarilla facial que no atienda a las necesidades de tu rostro, sin importar si tienes la piel mixta, grasa, seca o sensible.

¿Te gustaría conocer los beneficios de usar una mascarilla facial en tu rutina de cuidado? ¡Sigue leyendo!

Tipos de mascarillas faciales

Para comenzar, debes saber que existen distintos tipos de mascarillas faciales, la que uses depende más bien de con cuál te sientas más cómoda. Aquí te presentamos las tres principales:

Están las mascarillas de tela que se popularizaron en Corea del Sur y desde entonces han sido un éxito en todo el mundo. Vienen en paquetes sellados y sumergidas en una solución líquida con componentes distintos. Por ejemplo, la mascarilla facial de tela Express Aclara contiene ácido hialurónico y vitamina C que hidratan y reducen las manchas en la piel.

Por otro lado, están las mascarillas faciales untables, las cuales esparces por todo tu rostro, dejas actuar unos cuantos minutos (generalmente de 15 a 20) y pasado el tiempo las retiras con agua y jabón, como las mascarillas de arcilla, por ejemplo.

Finalmente, están las mascarillas peel-off que sirven para retirar puntos negros y piel muerta de tu rostro. Para usarlas debes untarlas por toda tu cara y esperar a que sequen, momento en el que podrás retirarla como si de una segunda piel se tratase, llevándose consigo todas las impurezas.

Beneficios del uso de mascarilla facial

Integrar las mascarillas faciales a tu rutina de cuidado facial le dará a tu rostro una apariencia tan sana e increíble que no querrás vivir sin ellas dependiendo de cuáles sean las que uses. Y es que entre sus beneficios se encuentran:

  • Humectar la piel.
  • Limpiar impurezas.
  • Hidratar.
  • Eliminar manchas.
  • Darle más firmeza a la piel.
  • Limpiar los poros.
  • Disminuir líneas finas de expresión.
  • Estimular la circulación sanguínea.
  • Aportan luminosidad a tu rostro.

Te recomendamos utilizar una mascarilla facial una vez a la semana junto con tu rutina de cuidado del rostro ¡Quedarás encantada con los resultados!